cache_2431099944

Actuaciones en primeros auxilios en caso de hemorragias: 

Una hemorragia es la salida de sangre de los vasos sanguíneos. El objetivo de la persona que presta los primeros auxilios es detener la pérdida de sangre del accidentado siempre que sea posible. En las hemorragias internas y exteriorizadas no podremos actuar directamente, dado que es imposible.

Tipos de hemorragias:
Según el tipo de vaso lesionado las hemorragias son:
  • Hemorragias arteriales
  • Hemorragias venosas
  • Hemorragias capilares

Según el lugar a donde va la sangre que se pierde, las hemorragias son:
  • Hemorragias externas
  • Hemorragias internas
  • Hemorragias exteriorizadas

Gravedad de las hemorragias: Las posibilidades de supervivencia de una víctima que ha sufrido una hemorragia aguda, están en relación con el volumen de sangre perdida por los vasos sanguíneos. Por ello clasificamos las hemorragias en cuatro grupos (o clases), de acuerdo con los síntomas que podemos valorar:

Hemorragias externas: Son aquellas hemorragias en las que la sangre se vierte al exterior del organismo a través de una herida. Las hemorragias más importantes se producen en las extremidades y el cuero cabelludo, ya que son las partes del cuerpo más expuestas a traumatismo, y por donde los vasos pasan de forma más superficial. la forma de actuar en estos casos es:
  •     Controlar los signos vitales
  •     Controlar y detener la hemorragia, utilizando el procedimiento de la compresión directa.
    Para efectuar una compresión directa hay que seguir los siguientes pasos:

  •     Efectuar presión en el punto sangrante. para hacerlo, hay que utilizar un apósito lo más limpio posible (gasas, pañuelo…) y guantes.



   A veces puede ayudarle la propia víctima. 
  • Si es preciso, colocar otro apósito sobre el primero sin quitar éste, ya que arrastraríamos el coágulo que está formado.
  • Si la hemorragia es en una extremidad, es preciso efectuar la presión durante un tiempo mínimo de diez minutos.
  • Pasado este tiempo se aliviará la presión, pero nunca se retirará el primer apósito.
  • En caso de que se haya detenido la hemorragia, se procederá a cubrir la herida, y se trasladará al accidentado al hospital.
  • Este método se puede utilizar en el caso de que la hemorragia la produzca una fractura abierta, moderando la presión.
  • Si con la compresión directa sobre la herida, esta sigue sangrando deberemos seguir haciendo presión local. y valorar la colocación de un vendaje que comprima 

Clásicamente existen otras tres técnicas como referencia, para el control de las hemorragias:
  • La compresión arterial a distancia (a)
  • La elevación de la extremidad (b)
  • El torniquete (c)


    La elevación de la extremidad
    por encima de la altura del corazón supone siempre movilizar y por tanto evitar que la coagulación sea uniforme. La compresión arterial a distancia, que consiste en localizar la arteria principal del brazo (a. humeral) o de la pierna (a. femoral) y detener la circulación sanguínea en esta arteria, consiguiendo una reducción (no eliminación) muy importante para el retorno venoso, es una técnica dolorosa y supone un riesgo importante para el resto de estructuras de la extremidad, ya que comprometemos vasos sanguíneo, que no siempre influirán sobre el foco de sangrado. y finalmente, el torniquete únicamente lo realizará personal sanitario y en casos muy especiales, ya que tiene importantes contraindicaciones, la principal de ellas que provoca la detención de toda la circulación sanguínea en la extremidad, lo que conlleva la falta de oxigenación de los tejidos y la muerte tisular, formándose toxinas por necrosis y trombos por acumulación plaquetaria.  El torniquete está contraindicado en condiciones normales. Únicamente lo utilizaríamos en caso de amputación y/o pérdida de sangre masiva con riesgo de exanguinación.


    Hemorragias internas
    Aquellas que se producen en el interior del organismo, sin verter sangre al exterior, por lo que no se ven y éste es su peligro. el tipo de accidente violento nos puede hacer sospechar de su existencia así como los signos y síntomas de shock que presente la víctima.

    Actuación:
    Control de los signos vitales: En caso de paro caridorrespoiratorio, iniciar el protocolo de soporte vital básico.
    • Tranquilizar al herido.
    • Tratar las lesiones, si es posible.
    • Tener al accidentado con la cabeza más baja que los pies (posición Trendelenburg o anti-shock), si las lesiones que presenta lo permiten (no en tce).  
    • Aflojar todo aquello que comprima al accidentado, a fin de mejorar la circulación sanguínea.
    • Evitar la pérdida de calor corporal: taparle.
    • Activar la cadena del socorro para un traslado urgente, controlando siempre los signos vitales ya que la víctima puede entrar en un cuadro de shock.

    Hemorragias exteriorizadas.
    son las que se producen en el interior del organismo pero que fluyen al exterior a través de un orificio natural del cuerpo: oídos, nariz, boca, ano y genitales.

    Hemorragias por el oído
    Las hemorragias que fluyen por el oído se llaman otorragias. Habitualmente, suelen ser banales y no revisten gravedad.  Cuando la pérdida de sangre es constante y previamente ha existido un traumatismo en la cabeza, el origen de la hemorragia suele ser la fractura de la base del cráneo, observándose también alteración del estado de consciencia.

    Actuación
    en este caso, la actuación del socorrista va dirigida a controlar la consciencia y la respiración, a procurar evitar movimientos innecesarios o a garantiza la adecuada movilización, si se precisa. Coloque un apósito externo en el oído sangrante, pero no realice ningún taponamiento.

    Hemorragias nasales
    Las hemorragias nasales que fluyen por la nariz se denominan epistaxis. El origen de estas hemorragias es diverso, pudiendo ser producidas por un golpe, por un desgaste de la mucosa nasal o como consecuencia de una patología de la que la hemorragias será un signo, como, por ejemplo, en el caso de hipertensión arterial (hta). Para detener la hemorragia hay que realizar una presión directamente sobre los dos orificios nasales, contra el tabique nasal, presión que se mantendrá durante cinco minutos (de reloj). La cabeza se inclinará hacia adelante con el fin de evitar la posible inspiración de coágulos, o de la propia sangre. Pasados los cinco minutos, se reducirá la presión comprobando si la hemorragia se ha detenido. En caso de que no sea así, insista en la técnica; si persiste la hemorragia, y mientras traslada al paciente a un centro sanitario o espera a los servicios médicos, puede ayudarse con un apósito, aplicando de nuevo presión directamente contra el tabique nasal.

    Hemorragias por la boca
    Cuando una hemorragia se presenta en forma de tos o de vómito puede tener su origen en el pulmón (hemoptisis) o en el estómago (hematemesis). En cualquier caso hay que trasladar al individuo a un centro sanitario. Se deben tener en cuenta las siguientes diferencias:

    Hemoptisis
    • Vómito de sangre precedido de tos
    • Sangre limpia, con olor a óxido
    • Puede tener aspecto espumoso (burbujas de aire)

    Hematemesis
    • Vómito de sangre precedido de náuseas
    • Sangre con restos de alimentos y maloliente
    • La víctima puede estar inconsciente

    La actuación en estos casos son:
    • Control de los signos vitales
    • Dieta absoluta
    • Colocar a la víctima en posición de semisentado
    • Solicitar el traslado a un centro sanitario

    Según estimaciones recientes de la OMS, en la actualidad existen unos 64 millones de personas que sufren una EPOC, y 3 millones de personas que  fallecieron. La OMS vaticina que la EPOC se habrá convertido en la cuarta causa de muerte en todo el mundo en 2030. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se caracteriza por un bloqueo persistente del flujo de aire. Se trata de una enfermedad subdiagnosticada y potencialmente mortal que altera la respiración normal y no es totalmente reversible. Los términos bronquitis crónica y enfisema están obsoletos, quedando englobados en el diagnóstico de EPOC.
    La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
    no es una sola enfermedad, sino un concepto general que designa diversas dolencias pulmonares crónicas que limitan el flujo de aire en los pulmones. Los términos más familiares ‘bronquitis crónicas’ y ‘el enfisema’ son utilizado no más largo, pero ahora se incluyen en la diagnosis de la EPOC. Los síntomas más comunes son la disnea, o “falta de aliento”, una excesiva producción de esputo y una tos crónica. Sin embargo, la EPOC no es sólo la “tos del fumador”, sino una enfermedad pulmonar potencialmente mortal que conduce de forma progresiva a la muerte.
    Los factores de riesgo son:
    • Tabaquismo
    • Contaminación del aire en locales cerrados (por ejemplo a causa del combustible de biomasa usado para cocinar y como medio de calefacción)
    • Contaminación del aire exterior
    • Polvos y productos químicos (vapores, sustancias irritantes y gases) en el medio laboral
    Las personas que padecen enfermedades pulmonares crónicas se ahogan al realizar la menor actividad. Luchan por mantenerse físicamente activos y corren el riesgo de morir prematuramente. La (EPOC) es una expresión genérica que designa las dolencias que dañan los pulmones y provocan sensación de asfixia en el enfermo.

    La OMS apoya la labor de sus Estados Miembros para reducir las gravosas consecuencias de la EPOC y coordina las actividades internacionales para mejorar la salud respiratoria en el mundo, especialmente en los países de ingresos bajos y medios.

    Según la OMS, la tuberculosis es una enfermedad infecciosa que suele afectar a los pulmones y es causada por una bacteria (Mycobacterium tuberculosis). Se transmite de una persona a otra a través de gotículas generadas en el aparato respiratorio pacientes con enfermedad pulmonar activa. La infección por tuberculosis suele ser asintomática en personas sanas, dado que su sistema inmunitario actúa formando una barrera alrededor de la bacteria. Los síntomas de la tuberculosis pulmonar activa son tos, a veces con esputo que puede ser sanguinolento, dolor torácico, debilidad, pérdida de peso, fiebre y sudoración nocturna. La tuberculosis se puede tratar mediante la administración de antibióticos durante seis meses.
    Una de cada tres personas en el mundo está infectada con bacterias latentes de la tuberculosis, pero la enfermedad se presenta sólo cuando las bacterias están en división activa. Las bacterias pueden activarse como consecuencia de cualquier factor que reduzca la inmunidad, como la infección por el VIH, el envejecimiento o determinadas afecciones. En general, la tuberculosis puede ser tratada con cuatro medicamentos antituberculosos de uso corriente (de primera línea). Si estos medicamentos se utilizan o administran mal, puede presentarse la tuberculosis multirresistente (TB-MDR). El tratamiento de la TB-MDR con medicamentos de segunda línea, que son más costosos y tienen más efectos colaterales, es más prolongado. Asimismo, se puede presentar tuberculosis extremadamente drogorresistente (TB-XDR) si dichos medicamentos se utilizan o administran mal, volviéndose, por consiguiente, ineficaces.

    Las personas que padecen tuberculosis pulmonar (los pulmones son los órganos que con mayor frecuencia se ven afectados) pueden transmitir la enfermedad al toser, estornudar o sencillamente conversar, ya que al hacerlo expulsan al aire las bacterias causantes de la tuberculosis. Basta respirar unas cuantas bacterias para infectarse (sin embargo, solo una proporción pequeña de las personas infectadas contraerán la enfermedad). A veces, las bacterias ya son drogorresistente si proceden de una persona que padece TB-MDR. Otra forma de contraer la TB-MDR o la TB-XDR es cuando las propias bacterias causantes de la tuberculosis en un paciente presentan resistencia. Es posible que la mayoría de las personas que gozan de buena salud y de una inmunidad normal nunca contraigan la tuberculosis, a menos que tengan un contacto considerable con las personas que pueden contagiar la enfermedad y que no han recibido tratamiento o este ha durado menos de una semana.
    La tuberculosis es una de las infecciones más comunes entre las personas infectadas por el VIH o aquejadas de sida porque hay muchas personas infectadas con bacterias de la tuberculosis (véase la primera pregunta). En los lugares donde la TB-XDR es muy común, las personas infectadas por el VIH tienen un riesgo mayor de contraer la TB-XDR, en comparación con las personas que no están infectadas por este virus, debido a que su sistema inmunitario está debilitado. Toda persona que haya estado en contacto con una persona aquejada de TB-XDR o que se cree que puede padecerla debe consultar al médico o acudir a la clínica de tuberculosis local para someterse a un examen de detección. 

    La OMS sostiene que el agua es esencial para la vida, y que la cantidad de agua existente en la tierra es limitada, y su calidad está sometido a una presión constante. La conservación de la calidad del agua dulce es importante para el suministro de agua de bebida, la producción de alimentos y el uso recreativo. La calidad del agua puede verse comprometida por la presencia de agentes infecciosos, productos químicos tóxicos o radiaciones.
    Hay alrededor de 7 000 millones de personas que alimentar en el planeta, según las estadísticas, todas las personas beben de 2 a 4 litros de agua a diario, aunque la mayor parte del agua que bebemos se encuentra en los alimentos que consumimos. Sólo 2,53% del total de agua del planeta es agua dulce, el resto es agua salada. 
    Casi 884 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a agua potable y casi 1,5 millones de niños mueren cada año a causa de enfermedades causadas por la ingesta de aguas no potables y contaminadas. Los recursos de agua dulce se ven reducidos por la contaminación. Se calcula que  se arroja diariamente alrededor de 2 millones de toneladas de desechos en aguas receptoras, incluyendo residuos industriales y químicos, vertidos humanos y desechos agrícolas como son: fertilizantes, pesticidas y residuos de pesticidas.

    Uno de los lemas de la OMS fue que ¡El agua, fuente de vida! No la desperdiciemos y cuidemos de ella.

    Ayer fue el día mundial del Síndrome de Down: y el eslogan de la organización Down en España dice: “La exclusión nos hace daño a todos, porque todos necesitamos a los demás. Por eso, nosotros luchamos cada día para superar las barreras que alejan a las personas con síndrome de Down de la educación, del empleo, del acceso a actividades de ocio… Y necesitamos tu ayuda para seguir superándolas.” 

    Se sabe que el síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud. Es un trastorno físico causado por una copia extra del cromozoma 21 o a veces por una parte de él. Es la causa más frecuente de discapacidad congnitiva, las causas que la provocan no se conocen con exactitud, las personas que la padecen son sensibles vulnerables y propensa a padecer enfermedades cardiovasculares, digestivos y endocrinos.

    El mensaje del Secretario General de la ONU para con esta enfermedad y como afecta en la sociedad es: «Para los niños/as con, síndrome de Down tener acceso a los servicios de salud  en condiciones de igualdad es fundamental para su empoderamiento y plena participación, de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

    Son mayoritariamente rechazadas las personas con este síndrome en nuestra sociedad, cuando deberían ser tratados igual que otras personas; nadie pide tener una discapacidad física ni mental, y deberíamos ser conscientes de lo que conlleva padecer cualquier tipo de discapacidad. Somos poco tolerantes con nuestros pacientes y familiares enfermos, en los países poco desarrollados a muchos de estos pacientes los abandonan a su suerte o los esconden, por vergüenza y por considerarlo una maldición. A muchos de ellos se les niega el acceso a la educación al empleo y demás e incluso se les niega el acceso a convivir con familiares y relacionarse con ellos.

    A todos nos podría tocar seamos conscientes y terminemos ya con el estigma hacia las personas que sufren cualquier tipo de discapacidad y el especial a las que padecen el síndrome de Down.

    Según la OMS al año se realizan 234 millones de operaciones de cirugía mayor, lo que equivale a una operación por cada 25 personas, según estudios realizados en países desarrollados, las muertes por operaciones de cirugía mayor son de un 5 a un 10%, un 25% de pacientes operados sufren complicaciones posoperatorias. Entre estas operaciones suelen haber complicaciones que acaban afectando a la propia salud del paciente; dichas complicaciones acaban en infecciones, según el tipo de herida operatoria, el tipo de patología quirúrgica, el estado nutricional de esta así como la edad del paciente.
    Las infecciones intrahospitalarias o infecciones nasocomiales, se asocian a un incremento de la mortalidad y morbilidad. 

    Una herida es crónica
    Cuando no ha culminado el proceso de cierre en un periodo de tres semanas, están siempre contaminadas por gérmenes, que si no se tratan a tiempo las bacterias, influirán en la evolución de esta y en su cicatrización, de hecho algunas pueden cronificarse, como son las heridas de evolución tórpida o las que se fistulizan.

    Los procesos de cicatrización
    existen dos tipos importantes de cicatrización: 
    • La cicatrización por primera intención: heridas en las que se aproximan los bordes mediante  técnicas de suturas o fijaciones. 
    • La cicatrización por segunda intención: heridas profundas en las que la pérdida de tejido es demasiado grande para aproximar los bordes. Este es el método de curación para las heridas crónicas y se puede prolongar durante largos periodos de tiempo: semanas, meses hasta años dependiendo de la situación de cada herida.
    Fases de curación y desinfección de heridas:

    Exudación o limpieza
    Consiste en la coagulación inflamación y limpieza de la herida; en esta fase se trata de luchar contra la infección y eliminando las células y tejidos desvitalizados.

    Granulación
    En esta fase se produce la reconstrucción vascular, que facilita la aportación de oxigeno y nutrientes al nuevo tejido, el cual irá rellenando la herida y remplazando el tejido dañado; es aconsejable ser cuidadoso a la hora de curarlo ya que la zona suele ser frágil; sus evidencias son que: la herida suele tener un color rojo o rosado y un aspecto húmedo y desigual; sus síntomas son: sangrado excesivo, fiebre y calor alrededor de la herida. 

    Epitelización
    Proceso de reparación de tejidos. Cuando una herida no evoluciona favorablemente se siguen los siguientes pasos:
    • Observarla para así descartar una infección local o la diseminación de la misma. 

    Ayer 12 de marzo fue el día mundial del Glaucoma. Es una enfermedad nerviosa, que ataca a los nervios ópticos, se manifiesta en un aumento progresivo de la excavación papilar, como consecuencia de la pérdida gradual del campo visual, debido a la elevación del de la presión interna del nervio ocular. Es un proceso lento y se da en pacientes con antecedentes familiares mayores de 40 años, así como en pacientes que tienen miopía y diabetes mellitus todos ellos corren el riego de padecer Glaucoma crónico.

    El glaucoma es una afección bastante extendida, según datos de la OMS, hay aproximadamente 285 millones de personas con discapacidad visual; de las cuales 39 millones son ciegas y 246 millones tienen baja visión. Las principales causas son: miopía, hipermetropía, cataratas, astigmatismo y glaucoma. En los lugares donde son más frecuentes los problemas de discapacidad visual son los países con ingresos bajos. 
    La OMS coordina las iniciativas internacionales en favor de la reducción de las discapacidades visuales. Su función consiste en:
    • vigilar las tendencias de la discapacidad visual en el mundo entero, por países y regiones;
    • formular políticas y estrategias para prevenir la ceguera que se ajusten a lugares con distintos niveles de desarrollo;
    • proporcionar asistencia técnica a los Estados Miembros y los asociados;
    • planificar, vigilar y evaluar programas; y
    • coordinar alianzas internacionales en apoyo de actividades nacionales.
    La falta de medios económicos, también es una de las causas de la ceguera y discapacidad visual, debido a que cuando algunos pacientes empiezan a tener síntomas no pueden acudir al médico y se les acaba convirtiendo en crónico hasta llegar a la ceguera, otro factor es la ignorancia que se tiene sobre la gravedad de ciertas enfermedades, que por dejarlo pasar por alto acaba arruinando el día a día de la persona que lo padece. Por eso animo a las personas a acudir al médico que ninguna molestia es pequeña y si dejamos pasar el tiempo se convierte en algo grave. La salud es lo primero, cuidemos de ella.

    Para hablar de vacunación deberíamos saber primero que son las vacunas: Según la OMS la vacuna es cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos anticuerpos, puede tratarse de una suspensión de microorganismos muertos o atenuados, de productos o derivados de microorganismos. Las vacunas tienen más importancia de la que nos imaginamos, ayudan a prevenir muchas enfermedades y a combatir algunas. Muchas pandemias y virus se han combatido gracias a las vacunas.

    La importancia de las vacunas para la sociedad
    Son imprescindibles para la inmunización de enfermedades y se pueden administrar de varias formas, vía oral, nasal e inyectable, esta última es la más común. Las pueden salvar la vida de muchos niños y de gente mayor dependiendo de la enfermedad que se quiera combatir; y lo que se pretende es concienciar a las personas de lo importantes que son, en la actualidad uno de cada cinco niños del mundo no recibe la dosis necesaria  y otros 24 millones ni siquiera la recibieron al nacer para que les pueda proteger de enfermedades como: la difteria, el sarampión, el tétanos o la tosferina, sin olvidarnos de la polio, la fiebre amarilla, la tuberculosis, la rubeola, meningitis etc. Muchos niños y bebés mueren a diario por causas evitables, alrededor de 2,5 millones, algunos por falta de medios y de acceso a las vacunas y otros por negligencia familiar, y la falta de medidas higiénico sanitarias. 

    La asignatura pendiente es lograr la vacuna contra el tuberculosis, VIH/Sida y la Malaria o Paludismo. Y si se lograran se salvarían muchas más  vidas.Se dice en un estudio realizado por la OMS que estos dos últimos desafían a la ciencia; pero nada es imposible, tenemos fe en que se logren las vacunas contra estas dos pandemias por que a pesar de ser mortíferas, cada día causas graves estragos en las sociedades más afectadas y en el mundo en general.
    Se calcula que gracias a la intensificación de las vacunas:
    • Se ha reducido en un 70% las muertes por  sarampión 
    • En 125 países se a erradicado la polio
    • El número de casos de rubeola a disminuido en un 98% en algunos países
    • En 135 casi se ha logrado eliminar el tétanos neonatal.
    Con todo esto quiero deciros que la imunización ayuda a salvar vidas y a aumentar la esperanza de vida.

    El eslogan de la OMS para este día es: Igualdad de derechos e igualdad de oportunidades: el progreso de todos. Y suscribe que la discriminación de mujeres y niñas, o lo que se conoce como discriminación por motivos de género, es una de las violaciones de los derechos humanos más extendida.
    Hoy en día, la sociedad en la que vivimos, ha dado un gran salto en cuanto a los derechos de la mujer se refiere, cabe reconocer que poco a poco la mujer esta ganando terreno en varios sectores de la sociedad, de hecho el la actualidad ocupa los mismos cargos que el hombre, aunque todavía siguen existiendo diferencias, salariales. 
    En muchos países europeos, la mujer esta siendo valorada como se merece, todavía en Africa  mujer sigue siendo esclava del hombre: tanto de su familia como de su esposo, la vida de la mujer africana no es nada fácil y deduzco que en ciertos sectores de Asia, algunos países Árabes y Latinoamérica, son violadas, torturadas, pisoteadas y humilladas;  no tienen voz propia, no pueden opinar ni decidir por si solas, son prisioneras de su familia de la tradición de sus respectivos países que les imponen reglas a conveniencia del jefe tradicional en turno. Ya es hora de que en muchos países se trate a la mujer como se merece, no como una esclava, ni como un animal salvaje, la mujer se merece mucho aprecio, cariño, amor y ante todo respeto
    Es madre, amiga, esposa; siempre está ahí para y con los suyos. La mujer no es un juguete, no es un coche ni tan siquiera un trofeo; es un ser vulnerable que como cualquier hombre desea ser tratada como se merece. Todos podemos luchar para que en todos estos lugares del mundo donde se viola y vulnera la integridad de la mujer, que cambien sus políticas y sus extremismos, que aboguen no sólo por la mujer sino por las niñas.
    Viva las mujeres del mundo, ya sean luchadoras trabajadoras, amantes, amigas, hermanas, hijas etc…. 
    FELICIDADES Y CON MAYUSCULAS, OS MERECEIS ESTE DÍA Y TODOS LOS DÍAS DEL MUNDO. 

    Para evitar el paludismo, lo primero que debemos saber es el correcto uso de las telas mosquiteras:


    1. colocarlo de tal forma que no haya ningún hueco donde entren los mosquitos.
    2. No utilizarlo como sábanas 
    3. No es aconsejable quitarlo por que se sienta color
    4. Evitar utilizarlo como cortinas.
    5. No utilizarlo en sofás por que entran los mosquitos
    Si aplicamos estas medidas, evitaremos las picaduras de los mosquitos y en parte nos libraríamos de los mosquitos. Quiero que sepáis que no soy un médico, lo único que pretendo es aportar mi granito de arena e información sobre lo desconocido, y que todos los días aprendo de los consejos que os doy y de la páginas que visito, agradecería vuestras opiniones y vuestra aportación en pro de nuestra sociedad y de estas personas desconocedoras, para que aprendan y que sepan que la vida no se limita delante de nuestros ojos; hay mas mundo y mas cosas por conocer y aprender; y lo esencial no esconder las dolencias y acudir al médico.