Diabetes: Causas Consecuencias y Complicaciones

images

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por un desorden metabólico, a causa de que el páncreas no fabrica la insulina necesaria, lo que hace que se eleven los niveles de azúcar (glucemia), de hecho si los niveles son muy elevados o muy bajos, pueden provocar ciertas complicaciones, que se han de tratar a tiempo; ya que cuando los niveles de azúcar en sangre son muy altos, y se mantienen durante mucho tiempo sin tratarlos, causan daños arteriales en todo el organismo, y con el paso del tiempo alteran el funcionamiento de varios órganos, como son: nervios, ojos, riñones, corazón y vasos sanguíneos . La insulina es una hormona producida por el páncreas, que convierte los alimentos ingeridos en energía y crea la glucosa, que es un combustible esencial para el cuerpo humano,  es la responsable de que la glucosa se filtre al interior de las células, almacenándolas hasta el momento en que sea necesaria, desde el momento que falla el proceso, se produce un aumento excesivo de azúcar en la sangre, que se denomina hiperglucemia. En los últimos años la enfermedad se ha convertido en una epidemia afecta a más de 150 millones de personas en todo el mundo. Está considerada la cuarta causa de muertes, en países desarrollados, más de 1 millón de personas mueren en el mundo de diabetes. Entre los grupos más afectados se encuentran los jóvenes y los niños, pero cabe señalar que a medida que las personas se hacen mayores, más propensas son a contraer la enfermedad, de hecho a partir de los 60 años aumente el porcentaje.

Causas de la diabetes

Puede ser causada por una escasa producción de insulina y la resistencia a ésta, también por ambas cosas, otros factores que influyen en mayor medida en  el aumento progresivo de la diabetes, son el envejecimiento de la población cambios en el estilos de vida son, el cambio en los hábitos alimentarios, la falta de una actividad física así como el aumento de inactividad física son consecuentes de que la enfermedad haya aumentado en casi todo el mundo. Existen varios factores que aumentan el riesgo a padecer diabetes:

-La edad avanzada (mayores de 45 años).

-La presencia de otras enfermedades como obesidad e hipertensión arterial (cardiopatías)

-Antecedentes familiares

-Ovarios Quísticos

-Diabetes gestacional

– Consumo excesivo de alcohol en varones

-Fármacos como: (corticoides, antiinflamatorios y anticonceptivos en mujeres)

Tipos de diabetes

Existen tres tipos de diabetes:

Diabetes tipo 1: Conocida también como diabetes insulinodependiente, se diagnostica en la infancia y afecta al 10% de los diabéticos; en este proceso se destruyen las células del páncreas lo que hace que exista una falta de secreción de insulina en el organismo. En este caso se necesitan diariamente inyecciones de insulina. Es una enfermedad autoinmune de causa, se dice que guarda relación con la genética con los virus y problemas inmunitarios. Esta enfermedad provoca elevadas reacciones en el sistema inmunitario en contra otras células y tejidos del organismo, los linfocitos T o glóbulos blancos destruyen las células de la insulina producidas por el páncreas. Los síntomas más comunes de la diabetes de tipo I son:

– Incontinencia o necesidad de orinar frecuentemente

-Sed intensa

-Ansiedad  y sensación de hambre intensa

-Pérdida de peso

-Fatiga intensa

Diabetes tipo II: se dice que es silenciosa, y que es la forma más común de diabetes; evoluciona con el paso del tiempo, y no presenta síntomas ni molestias, Suele presentarse en la edad adulta, aunque cada vez se diagnostica en personas más jóvenes, por eso es de difícil detección, muchas veces se debe a la obesidad y la falta de ejercicio físico, lo que provoca que el cuerpo no produzca la insulina necesaria para mantener los niveles normales, muchos de los pacientes suelen presentar complicaciones, entre ellas está el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares como son:

-Infarto de miocardio, ictus y trombosis cerebrales

-Enfermedad renal (nefropatía diabética)

– Retinopatía diabética o alteración en los vasos sanguíneos del ojo y provoca un daño en la retina que puede conducir a la ceguera.

– Enfermedad vascular periférica que conlleva a la amputación de miembros.

-Neuropatía diabética periférica o conjunto de trastornos nerviosos causados por la diabetes.

Diabetes gestacional: en ella la diabetes aparece en cualquier momento del embarazo, y las mujeres que la contraen corren mayor riesgo de padecer diabetes tipo II.

Síntomas de la Diabetes

Dependiendo del tipo de diabetes que se padezca, los síntomas varían, el aumento de sed y de apetito, la fatiga y así como la necesidad de orinar frecuentemente; añadirle también: cambios en el estado de ánimo, sensación de malestar, vista nublada, infecciones en la piel, encías y vejiga, heridas incurables y picores así como entumecimiento en manos y pies. En el inicio de la enfermedad suele no haber síntomas. Existen otros síntomas asociados con el desarrollo avanzado de la diabetes y son: orinar mucho, perder peso, tener mucha sed, reducción de la agudeza visual, cansancio y somnolencia.

Complicaciones de la diabetes

Son numerosas, en su mayoría graves como pueden ser: infartos, complicaciones vesiculares, cegueras, accidentes vasculares y cerebrales, neuropatías, amputaciones y enfermedades renales  que contribuyen  en mayor medida en el agravamiento de la enfermedad y disminuyen la esperanza de vida de los pacientes; gran parte de las complicaciones se pueden evitar, prevenir  o retrasar su desarrollo, si se detecta a tiempo. También existen otras complicaciones como la:arteriosclerosis, hipertensión e Infecciones;  anginas de pecho e infarto de miocardio, arteriopatía de las extremidades inferiores y gangrena.

Factores de riesgo

-Obesidad y Sobrepeso:Las personas con sobre peso corren el riesgo que cuanto más aumenta la masa corporal, mayor riesgo en desarrollar diabetes, aunque se puede prevenir perdiendo peso y aumentando la actividad física.

-Hipertensión arterial: este caso es más frecuente en la diabetes tipo II y en adultos ya que en su mayoría presentan el llamado síndrome metabólico que se caracteriza por la presencia de obesidad, subida de la glucemia o diabetes, colesterol y triglicéridos alterados y también hipertensión arterial, todas ellas tienen una cosa en común que comparten la resistencia a la insulina,en diversos órganos y tejidos como son el hígado, músculo y grasa corporal.

-Exceso de colesterol: la diabetes por sí sola es un factor de riesgo muy importante para las enfermedades cardiovasculares, lo que hace que cualquier subida de glucosa en sangre se relaciona con un aumento importante de las enfermedades coronarias de corazón.

-Sedentarismo, escasa actividad deportiva:provoca una disminución de la quema de calorías y favorece la presencia y el riesgo de padecer la enfermedad.

-Tabaquismo:cuando la diabetes no está bien controlada se asocia a otras enfermedades como la hipertensión, el colesterol elevado, cáncer, sobrepeso, insuficiencia renal, neuropatía, entre otras; y el tabaquismo favorece la presencia de estas enfermedades se acentúan más y las hace más agresivas.

-El pie diabético: una enfermedad de múltiples factores que surgen como consecuencias de ciertas complicaciones crónicas de la diabetes, especialmente en pacientes que llevan más de diez años con la enfermedad.

Hipoglucemia: sucede cuando la cantidad de glucosa en sangre es más baja de lo normal, se da mucho en pacientes con tratamientos diabéticos.

Hiperglucemia: suele ser causada por un desequilibrio alimenticio que hace aumentar la glucosa en sangre, los síntomas pueden llegar a ser moderados o si no evolucionan de forma desorbitable.

Prevención de la diabetes

Lo primero que se ha de tener en cuenta para la prevención de esta enfermedad es controlar el sobrepeso, tabaquismo y la alcoholemia, hacer ejercicio con moderación, regularizar el horario de comida así como una dieta equilibrada acorde con la enfermedad y siempre tener azúcar a mano en caso se noten signos de hipoglucemia.

-Detección precoz ante posibles riesgos a desarrollar la enfermedad: en este aspecto se ha de tener en cuenta los antecedentes familiares, así como los demás síntomas y factores de riesgo que hemos mencionado antes.

Detectar los signos discretos de la enfermedad: como pueden ser la frecuente presencia de infecciones cutáneas como abscesos y forúnculos, disfunción eréctil, cansancio e infecciones urinarias.

Detectar los primeros signos que puedan evidenciar la presencia de la diabetes tipo I: como pueden ser, tener mucha sed, orinar frecuentemente, aumento excesivo del apetito, delgadez, somnolencia, problemas de la vista y pérdidas repentinas del conocimiento.

Detectar los primeros signos que puedan evidenciar la presencia de la diabetes tipo II: tales como, sensación de sequedad bucal, picores en los pies, infecciones, ansiedad de comer y de beber mucha agua, problemas de visión, necesidad de orinar continuamente

 Se recomienda a los pacientes que sepan vigilar su diabetes, buscando signos de infecciones en la piel,  una vez al mes controlar la tensión arterial, controlar el peso, el nivel de glucosa, y acudir aunque sea una vez al año al oftalmólogo; ya que es primordial para la salud del paciente.

pie_diabetico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *