Poliomielitis: causas, síntomas,tratamiento, consecuencias y casos aislados

Causas:

Esta enfermedad, es infecciosa y asintomática; producida por un virus conocido como polivirus este, afecta al sistema nervioso central  provocando una parálisis más o menos extensa y causando debilidad atrofia muscular e incluso deformaciones. Dependiendo de la enfermedad, se suele presentar en subclínica y parálica dependiendo de la zona afectada. La poliomielitis clínica  consta de dos formas, parálica y no paralica, suele conllevar a padecer parálisis parcial o total y en ocasiones se suele presentar después de la recuperación de una infección subclínica. Afecta de forma especial a los niños menores de cinco años, lo que provoca que la población de los países afectados por la enfermedad, joven se vea mermada. Se estima que una de cada 200 infecciones, produce una parálisis irreversible en su mayoría en las piernas, y un 5% a 10% de estos casos fallecen por parálisis de los músculos respiratorios.

La OMS ha colaborado bastante en la erradicación de esta enfermedad desde 1988, desde entonces se había logrado disminuirla hasta un 99%, en 2013 las zonas más afectadas eran Afganistán, Nigeria y Pakistán.  He de resaltar que en nuestro país se había erradicado, pero en los últimos años, se han dado casos en personas mayores, con una incidencia del 99%, dicha incidencia se debe al transito de viajeros de países vecinos.

Transmisión

  • Contacto directo de persona a persona, lo que provoca que sea fácil su transmisión.
  • Contacto con moco o flema de la nariz o la boca
  • contacto con heces infectadas.

Cabe destacar que esta enfermedad se puede transmitir también, a través del agua u otros líquidos que ingerimos, los alimentos, especialmente crudos o poco cocidos que estén contaminados con heces de persona/as infectada/as.

El virus entra en la boca y pasa por la nariz, se multiplica por la garganta y se absorbe a través de la sangre y el sistema linfático, el virus causante de esta infección reside en la saliva, mucosas y heces de las personas infectadas, lo que hace que sea fácil su transmisión. Desde la aparición del virus hasta su incubación tiende a ser entre 5 y 35 días, de echo muchas de las personas que la contraen no presentan síntomas.

Riesgos

  • Falta de vacunación contra la enfermedad
  • La exposición al viajar en zonas con brotes.

Gran mayoría de os brotes ocurren en países poco desarrollados, de echo lo contraen con mas facilidad los viajeros, cuando viajan en regiones con brotes de dicha enfermedad. hay que mencionar que en esta enfermedad es mas probable una discapacidad que la muerte

Síntomas:

Polio subclínica o abortada: este síntoma se da, cuando el paciente entra en contacto con el polivirus, entre 7 y 14 días después infectado, puede sufrir un cuadro clínico intenso e incluso menos, que entre tres días y una semana, con síntomas más como: malestar general, cansancio, fiebre y dolor de garganta, como se dan en muchos tipos de cuadros víricos como suelen ser la gripe, los citomegalovirus, etc… incluso, pueden aparecer vómitos o diarrea, como suele suceder en la gastroenteritis.

Polio asintomática: suele darse en muchas enfermedades que en muchos casos la infección no presenta síntomas, en éste caso la infección por el virus de la polio no provoca síntomas en los pacientes infectados y si lo hace suelen ser tan leves que el paciente no le dé importancia alguna  y no acuda al médico. De hecho el 90% de los infectados suelen tender a no notar los síntomas o en caso contrario estaríamos hablando de otro tipo de polio: “la subclínica”.

Polio no paralítica o preparalítica: en éste síntoma el 5% de los pacientes infectados, pasa por una fase en la que la infección avanza hasta el sistema central y todos ellos lo presentan días antes del cuadro de polio subclínica. Al afectar al sistema nervioso, su manifestación se presenta en dos períodos:

  • Uno en el que el paciente tiene fiebres altas de hasta 39ºC y dolor de cabeza intenso
  • Y otro en el que aparece cierta rigidez notable en la nuca así como una afección del sistema nervioso autónomo presentándose en forma de taquicardias, sudor frío, diarreas, etc….

Polio paralítica: por desgracia, se da en uno de cada 200 pacientes infectados por este virus, que tras infectar al sistema nervioso central y dañarlo permanentemente, provoca que las neuronas motoras responsables de inervar los músculos del esqueleto es decir aquellas responsables del movimiento de las piernas, los músculos se atrofian y quedan inservibles, causando una deformación en las piernas del paciente, en el caso de los niños, éstos dejan de crecer y les imposibilita el poder caminar.

Los síntomas de la polio subclínica son:

  • Malestar general
  • Dolor de cabeza
  • Garganta enrojecida
  • Fiebre leve
  • Dolor de garganta
  • Vómitos

Tratamiento:

Lo primordial en el tratamiento  de la polio, es controlar los síntomas mientras la infección sigue su curso, debido a que no existe un tratamiento específico para esta infección. Los pacientes  graves suelen tender a necesitar de ciertas medidas de salvamento, entre ellas ayuda con la respiración. Casi todos síntomas se tratan en base a la gravedad del paciente, por lo que el tratamiento puede incluir:

  • Antibióticos, para las infecciones urinarias.
  • Calor húmedo, para reducir el dolor y los espasmos musculares.
  • Analgésicos, para reducir los diferentes tipos de dolores: de cabeza, el muscular y los espasmos en general. Hay que tener en cuenta que no se suelen suministrar narcóticos ya que aumentan el riesgo de dificultad respiratoria.
  • La fisioterapia, dispositivos ortopédicos, zapatos correctivos e incluso la cirugía ortopédica sirven para ayudar a recuperar la fuerza y  la funcionalidad muscular.

Complicaciones

  • Neumonía por aspiración
  • Cor pulmonale: insuficiencia cardíaca que se encuentra del lado derecho del aparato circulatorio
  • Falta de movilidad
  • Problemas pulmonares
  • Miocarditis
  • Pérdida de la función intestinal
  • Parálisis muscular, discapacidad o deformidad permanentes
  • Edema pulmonar
  • Shock
  • Infecciones urinarias

Otra complicación es el síndrome pospoliomielítico: una complicación que se desarrolla en pacientes de 30 o más, después de la infección inicial, en él se da el caso particular de que, los músculos que previamente estaban se debiliten más y puede presentarse en músculos que no habían estado antes afectados.

Prevención:

la mejor manera de prevenir esta enfermedad es a través de la vacunación, cuya efectividad es de un 99%, ya que previene de forma efectiva la mayoría de los casos.

Casos Aislados:

Entre 1963 y 2006 se descubrió en cuba varios casos de poliomielitis paralítica asociada a la vacuna PPAV, para ser exactos eran un total de 20 niños afectados con poliomielitis paralítica asociada a la vacuna; esta complicación poco frecuente, es producida por la administración de la vacuna antipoliomielítica VOP por la vía oral.

Tipos:

Existen tres tipos de poliovirus salvajes: tipos 1, 2 y 3. Desde 1999 se ha conseguido detener la transmisión del virus de tipo 2.

Cuando acudir al Médico?

Se recomienda acudir al médico si ya hubo alguien cercano que haya padecido la enfermedad y las personas de su entorno, no han sido vacunadas. También  si presentan los síntomas de la poliomielitis o si no está al día la vacuna contra la polio de un hijo o familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *